• tim-bennett-538189-unsplash.jpg

Small World incrementa, con Paid Social, el valor de las transacciones.

Posted by Equipo de Fanquimia on 19-mar-2018 16:03:58
Equipo de Fanquimia

 

 

 

Intro:  Fanquimia ha conseguido para el cliente Small World en solo 3 años y a través de Paid Social, aumentar el valor de las transacciones realizadas en un espectacular 900%, multiplicándose casi por 10 desde el primer año.

Gracias al trabajo de optimización las transacciones totales han aumentado un 122% con un CPA cada vez más ajustado, que se ha reducido en un 40% de media en este periodo. Todo esto ha provocado un aumento del tráfico desde buscadores.

1. Definición de la empresa

Este caso de éxito tiene como protagonista a una empresa internacional que gestiona transferencias de dinero entre diferentes países. De origen británico, Small World nació como marca en 2005 y actualmente opera con licencia en más de 20 países y cuenta con una red propia compuesta por más de 100 oficinas y más de 5.000 agentes en todo el mundo.

Mercado origen (3)

Desde hace unos años, Small World confía en Fanquimia como su agencia de social media y ha centralizado en nuestro equipo todas sus campañas a nivel mundial con la vista siempre puesta en la consecución de resultados.

2. Situación inicial

Cuando iniciamos el trabajo con Small World, la marca acababa de lanzar su plataforma para la realización de transacciones online. De una forma muy rápida y segura, cualquier usuario podía enviar dinero a otro lugar del mundo en menos de cinco minutos. Hasta ese momento, el negocio de la empresa dependía de sus puntos físicos de envío y del trabajo de miles de agentes comerciales alrededor del mundo. La apuesta por una estrategia digital estaba decidida, pero desde Small World eran conscientes de que cambiar los hábitos de sus clientes iba a ser un trabajo a largo plazo.

Los responsables de marketing supieron desde el inicio que necesitaban apoyarse en las redes sociales para cumplir con el objetivo de  incrementar su volumen de operaciones, en tanto que otros canales como SEM estaban limitados por el número de búsquedas de la marca y de determinadas palabras clave. En definitiva, había que conseguir generar un nuevo canal de venta a la marca con un servicio que, hasta ese momento, era desconocido por la mayor parte de sus clientes potenciales. 

Tras analizar diferentes agencias, tanto en España como en UK, Small World decidió confiar en Fanquimia por su dilatada experiencia en como agencia de paid social y, sobre todo, por ser de las primeras agencias que ya habían demostrado que las redes sociales también servían como un potente canal de ventas.

3. Objetivos

Como hemos visto, Small World se convertía en una de las primeras empresas a nivel mundial que ofrecía un servicio digital de estas características y, por tanto, el reto para nuestra agencia era doble. En primer lugar, teníamos que mejorar el posicionamiento de marca en los diferentes mercados donde operaba y, en segundo lugar, teníamos que conseguir generar la confianza suficiente en los usuarios para que se sintieran seguros enviando su dinero a través de un servicio online.

Analizando la tipología del cliente tipo de Small World también nos encontramos con una peculiaridad muy especial y es la gran variedad de perfiles que usan su servicio. Al dirigirse a personas migrantes nos encontramos con targets muy diferentes. No tiene nada que ver, por ejemplo, la tipología de un cliente pakistaní que vive en Irlanda con la que puede tener un ecuatoriano viviendo en España. Ambos son clientes potenciales de Small World pero desde el primer momento tuvimos claro que no podíamos dirigirnos a ambos con el mismo mensaje.

4. Tareas de optimización

4.1. Microsegmentación

Lo fácil, y lo cómodo, hubiera sido lanzar una misma campaña traducida a diferentes idiomas según el país de origen y dirigirla en bruto a todo el público potencial de la marca. Sin embargo, si por algo se caracteriza Fanquimia es por exprimir al máximo la capacidad de segmentación que ofrecen las redes sociales para lanzar campañas personalizadas.

Por eso el primer trabajo, antes de lanzar las campañas, fue clasificar los diferentes perfiles de clientes que tenía Small World y generar un árbol de segmentaciones para la estrategia de campañas. Con ayuda del cliente, identificamos qué comunidades de migrantes eran las principales destinatarias de su servicio y comenzamos a planificar los intereses que esas nacionalidades podían haber establecido en Facebook. Generamos entonces una tabla con la audiencia estimada que cada grupo podía tener de cara a establecer un presupuesto óptimo para una primera prueba del modelo.

Comenzamos con dos países de inicio: España y Reino Unido, y en cada uno de ellos detectamos una docena de nacionalidades que, por el histórico del cliente y el volumen de usuarios que había en Facebook, podían tener campañas específicas. Localizamos intereses afines a cada nacionalidad y generamos imágenes y copies adaptados a cada uno de ellos. De tal manera que comenzamos con una estructura de anuncios similar a esta:

Mercado origen (1)

Si quieres conocer el estudio completo pincha en el siguiente enlace:

Caso de éxito_ Small World incrementa el valor de las transacciones con Social Ads (5)

Volver al Blog

Topics: Social Ads, agencia de medios digital, agencia de publicidad digital

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción