• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Diez usos de códigos QR para pequeños negocios

Posted by Fanquimista on 19-ene-2012 15:46:22

Los códigos QR son una valiosa herramienta para completar el trabajo en las redes sociales de la empresa y, en general, para potenciar el márketing social. Son especialmente útiles para las pequeñas y medianas empresas, pudiendo ofrecer información muy valiosa para el cliente a través de sus teléfonos móviles inteligentes. Lo cierto es que estos códigos QR no son algo nuevo, pero sí son nuevas características que facilitan su uso. Los códigos QR necesitaban de la masificación del uso de los smartphones para desarrollar todo su potencial.

En fin, ha llegado el momento de aprovecharse de esta tecnología que puede ayudar a desarrollar el márketing de muy diferentes maneras. En la web Open Forum señalan diez posibles aplicaciones de los códigos QR para pequeñas empresas:

1. Conseguir más seguidores en Facebook

Se trata, simplemente, de empujar a los clientes para que se hagan fans de la página de Facebook. El éxito de esta red social se basa, en gran parte, en la necesidad de popularidad que tienen muchas personas. Se pueden crear códigos QR con los que, al escanearlos, el cliente del negocio se convierta instantáneamente en fan. Negocios como restaurantes, bares o tiendas se pueden beneficiar claramente de esta forma de usar los códigos QR. Pero también otros negocios como empresas de diseño o de tecnología, gimnasios, librerías y, en definitiva, cualquiera que cuente con una Fanpage.

2. Exclusividad

No nos referimos a los códigos QR en sí mismos, que, en realidad, cobran todo su sentido sin son públicos (en la puerta de la tienda, en la portada de una publicación, en algún lugar de la publicidad estática, etc.), pero sí se puede jugar con que cierta información sólo esté disponible para los fans más fieles de la marca.  Se puede, por ejemplo, limitar el acceso a cierta información con una contraseña que sólo conozcan algunos usuarios. (¡Ojo! Cuidado con estos métodos porque otros clientes se pueden sentir ninguneados.)

3. Color

Habitualmente, los códigos QR se crean en blanco y negro, pero también es posible diseñarlos con color. Piensa si beneficia añadir color al código, quizá para que vaya a juego con la imagen de marca o quizá para resaltarlo dentro del diseño donde se haya incluido.

4. Casi indestructible

Hay que tener en cuenta que los códigos QR no son fácilmente dañables. Aunque estén en parte rasgados, ensuciados o tapados, en la mayoría de las ocasiones será posible realizar el escaneo y acceder a los datos que proporciona.

5. Permitir el pago

Es el próximo servicio que se va a potenciar en el corto plazo: pagar a través del móvil y de un código QR, con la ayuda de la plataforma PayPal. La tecnología NFC también facilitará este tipo de pago.  De hecho, Starbucks, una de las empresas que más y mejor está potenciando el márketing en las redes sociales, ya permite el pago a través de códigos QR.

6. Analizar estadísticas

Saber cuántos clientes pasan por el negocio y cómo son. Analizar esa información e, incluso, exportarla a formato Excel ayudará enormemente a los departamentos de márketing. Conocer a los clientes es algo esencial en este campo.

7. Combinar con Google Places

La aplicación para móviles de Google Places permite enlazar con la información del negocio. Un código QR puede permitir que los clientes accedan a la información contenida en la red social del modo más sencillo.

8. Otros idiomas 

Se puede traducir la información a otros idiomas, incluso a idiomas que usen otros caracteres, como el japonés. En un negocio turístico, esto puede resultar de gran ayuda.

9. Acceso al wifi

Muchos negocios ofrecen wifi como servicio extra a sus clientes. No se desean, pues, indeseables gorrones de red. El nombre de usuario y la contraseña pueden estar "escondidos" en un código QR.

10. Reducir el déficit

Esto es un claro ejemplo del uso imaginativo que se puede hacer de los códigos QR. En Holanda, se lanzó una serie de monedas que incluían códigos QR que enlazaban con una web especialmente creada para celebrar el centenario de la Fábrica de Moneda del país, una web en la que, además, se prometía "una sorpresa".

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción