• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Community Manager, no te olvides del vídeo

Posted by David Sanz Frías on 28-nov-2013 15:25:04

Cuando pensamos en las labores del Community Manager o responsable de comunidad nos lo imaginamos gestionando las cuentas de Facebook, Twitter, en algunos casos, también Google+, y en otros, también Instagram, el blog corporativo, etc. Pero su labor va más allá de estas redes sociales. Debe promocionar la marca para la que trabaja. Y el vídeo va a ser cada vez más importante en este sentido.

Lo dicen las estadísticas y los expertos. Los usuarios quieren vídeos y los consumen desde sus ordenadores de sobremesa, portátiles, tabletas y smartphones. Una campaña de márketing social que no tenga como prioridad el vídeo, se quedará coja. Se podría decir que es como si, en los años del boom de la televisión, una marca sólo se conformara con anuncios de prensa, sin invertir en spots para el nuevo medio, la televisión, un medio que presidía el salón de todas las casas, por no decir que la vida de algunas familias giraba en torno al nuevo electrodoméstico. Community Manager, pon un vídeo en tu vida.

Según las estadísticas, el 75% de todos los usuarios de interenet ven vídeos a través de la red. Esto supone, sólo en Estados Unidos, más de 180 millones de personas. Los anuncios de vídeo en internet, lógicamente, también aumentan: se espera que un 40% en 2013 (en el citado país).

Sin embargo, la mayoría de agencias de publicidad no se atreven a dar el gran paso, esto es, potenciar la publicidad en vídeo social más que en cualquier otro formato. En otras palabras, apostar sin ambages por la promoción a través de los vídeos emitidos por internet, en cualquiera de sus formas:

  • Redes sociales especializadas. Vine e Instagram Vídeo. Aquí prima la sencillez, los vídeos minimalistas de formato breve donde es más importante la originalidad o la sorpresa que la calidad técnica. Tienen la ventaja de que se pueden compartir fácilmente en otras redes sociales como Facebook o Twitter. Se puede mostrar un nuevo producto que se vaya a lanzar al mercado o enseñar el funcionamiento de la empresa.
  • YouTube. La red social especializada en vídeos es el segundo buscador más usado del mundo. No estar en YouTube es un error. Además, también se puede enlazar el contenido a otras redes. Así, el canal de la marca en YouTube se puede convertir en la base de toda la estrategia audiovisual de la empresa.
  • Facebook Video y Hangouts de Google. Cada red tiene su propia herramienta de vídeos. Evidentemente, les dan prioridad a la hora de las búsquedas. Si subes un vídeo a Facebook directamente, por ejemplo, será más fácil de encontrar que si lo enlazas desde otra web (como puede ser YouTube). Los Hangouts, por su parte, son perfectos para transmitir en vivo. Algunos posibles usos son presentación de productos, transmitir seminarios y conferencias, entrevistar a expertos o a trabajadores de la empresa o celebrar reuniones a través de videochat.

Cómo hacer un vídeo viral

Una de las mayores ventajas de los vídeos es que los usuarios los comparten. Son muy virales, siempre que se acierte con el contenido. Así, se convierten en una herramienta de promoción muy potente, que atraen tráfico a la web de la empresa y a las redes sociales. A medio o largo plazo, aumentarán los fans de Facebook y los seguidores de Twitter.

Nadie tiene la receta mágica para conseguir que un vídeo se convierta en un fenómeno viral. Pero las siguientes pautas básicas no se deben olvidar:

  • Elegir un buen servicio de alojamiento web. El internauta no tiene paciencia y, si el vídeo tarda mucho en cargar, cerrará la página sin ver el vídeo. YouTube y Vimeo son servicios fiables en este sentido.
  • SEO. Sí, también la tan mentada optimización para buscadores se aplica aquí. Hay que elegir con buen criterio el título del vídeo, las etiquetas y los meta-datos en el código de programación.
  • Compartir. Se deben colocar botones para que los usuarios puedan compartir el vídeo sin ningún esfuerzo y promocionar en las redes sociales que use la empresa.
  • Ser interactivo. Implicar a la audiencia, con el contenido o, al menos, incitando a que comenten el vídeo y, por supuesto, contestar a esos comentarios.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción